10 claves para que tu negocio triunfe

Muchas veces, la vorágine del día a día nos sumerge en las agitadas aguas de lo urgente, distrayéndonos de nuestro objetivo y desviando nuestra atención de lo verdaderamente importante. Por eso, hay que concederse al menos unos minutos diarios para pensar y recuperar el foco de lo que hacemos, para qué lo hacemos y a quién nos dirigimos, marcando no solo una estrategia a largo plazo, sino también cuál será nuestra táctica en el presente más inmediato. Aun así, con demasiada frecuencia perdemos la perspectiva de cuál es nuestro verdadero propósito.

Estas 10 actitudes clave te ayudarán a analizar y enfocar correctamente los aspectos esenciales de tu negocio:

1. Identifica. Hazte periódicamente estas preguntas: ¿quiénes son mis clientes? ¿dónde están? ¿cómo se comportan? ¿a quién quiero dirigirme? Tanto si tu cartera de clientes se ha convertido en un totum revolutum difícilmente identificable, como si quieres lanzar una nueva línea de negocio, como si tienes un nuevo proyecto en mente, debes preguntarte quién es tu cliente ideal, cuáles de sus problemas son los que tú puedes solucionar, que comportamiento suele tener. Sólo así podrás hacer una reflexión sobre si estás en el camino correcto y debes cambiar de estrategia, o incluso de segmento del mercado en el que operar.

2. Personaliza. Una vez identificado tu nicho de mercado, es decir, quiénes son tus clientes, establece con ellos un diálogo fluido de tú a tú. Pregúntales qué es lo que les gusta, cómo puedes mejorar el servicio que les das, qué aspectos de tu negocio valoran mejor. Para ello tienes multitud de herramientas a tu disposición, muchas de ellas gratuitas, como Google Forms, una aplicación para generar y analizar encuestas que puedes enviar a tus clientes por correo electrónico o colgar en tu web. Y, por supuesto, atiende siempre de la mejor forma posible cualquier queja, reclamación o sugerencia. En definitiva, habla con tu cliente y, sobre todo, escúchale.

3. Comunica. Una comunicación eficaz siempre es una buena inversión. Muchas veces cometemos el error de pensar que la calidad de nuestros productos o lo inmejorable del servicio que prestamos hablan por sí solos. Y esto es una verdad a medias. Invertir en comunicación, publicidad y marketing siempre es una inversión muy rentable. Eso sí, si no eres un experto en el tema busca asesoramiento profesional -es mucho más barato de lo que imaginas -, porque comunicar incorrectamente también puede salir muy caro. ¿Sabes que en Soluciones Para Pymes podemos ayudarte?

4. Coordina. En algunos negocios, uno de los grandes males es la falta de tiempo para atender a todo, incluso la persona que dirige hace de todo y no tiene tiempo para dedicarlo a la gestión, un aspecto tan importante y a la vez tan complicado. Por eso debes saber coordinar y encajar perfectamente las distintas piezas de ese rompecabezas que es tu empresa: empleados, colaboradores, proveedores… Es una mera cuestión de organización, algo tan simple y, a veces, tan complicado.

5. Adapta. Dice un conocido dicho que “no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta”. Este axioma tiene plena vigencia en el mundo de los negocios. Debemos tener siempre una vista puesta en el mercado para detectar tendencias, posibles carencias que nosotros podríamos cubrir, nuevos mercados a los que atacar… Y adaptar nuestra forma de hacer las cosas a esas circunstancias. ¿Cuántos negocios no están sabiendo adaptarse a un mundo donde las nuevas tecnologías ya son parte integrante de todos nosotros y están desapareciendo? Si tu cadena de tiendas, por ejemplo, está perdiendo rentabilidad quizá tengas que plantearte vender a través de una app. ¿Por qué no nos llamas y lo estudiamos juntos?

6. Confía. Es vital establecer lazos de confianza con todas las partes implicadas en la marcha de tu negocio, desde el proveedor hasta los empleados, pasando por supuesto por tu cliente. Y esa confianza debe ser mutua: compromete a tu cliente haciéndole ver que tu máximo objetivo es lograr su satisfacción. ¿Te suenan esos lazos de confianza si hablamos, por ejemplo, de Apple, o de Google, o de Mercadona?

7. Externaliza. Dedícate a lo que mejor sabes hacer, al corazón de tu negocio (core business, dicen los anglosajones): si eres panadero, haz el mejor pan del mundo, y dedica todos tus recursos a ello. Deja todo lo demás en manos de profesionales de confianza, desde la gestión administrativa hasta la publicidad.

8. Innova. Cuando hablamos de innovación, parece que solo se da si somos capaces de inventar un producto que rompa con todo lo establecido o descubrir y colonizar un océano azul atendiendo nuevas necesidades de la humanidad. Pero la innovación se encuentra también en los pequeños detalles, haciéndonos preguntas muy sencillas (¿cómo puedo mejorar mi forma de hacer las cosas? ¿cómo puedo dar un mejor servicio a mi cliente? ¿qué puedo hacer para ofrecer algo novedoso a partir de lo que ya sé?).

9. Verifica y analiza constantemente los indicadores clave de tu negocio, de los financieros a los relacionados con la calidad, la producción, la logística… Chequea siempre el resultado de cada acción como fórmula para la mejora continua: ¿le ha llegado el pedido a tiempo a mi cliente? ¿está satisfecho? ¿el resultado de mi proceso de producción ha sido excelente?.

10. Motiva. A tus empleados y colaboradores, no solo con dinero -que obviamente es muy importante-, sino también reconociendo su labor, preocupándote por su formación y evolución profesional, averiguando qué les incita a mejorar. Motiva también a tus proveedores: cumple siempre tus compromisos, agradéceles como cliente la atención que te dan, cuenta con ellos para poder mejorar tu propia oferta, crea lazos robustos que les haga ver que eres un cliente exigente pero fiel. Y por supuesto motiva a tu cliente: dale una razón para comprarte a ti cada vez, convéncele con hechos de que no encontrará a nadie que cubra su necesidad o resuelva su problema con tanta entrega como tú.

 

En definitiva, pon el foco en lo único importante: tu cliente. Haz que todo gire en torno a él y tendrás el exito garantizado.

 

[author] [author_image timthumb=’on’]https://media.licdn.com/mpr/mpr/shrinknp_200_200/AAEAAQAAAAAAAAKOAAAAJGNmMThlNzY0LTdjZDItNDYyOS1iYjZlLTY5ZDEwNWM4ZGJlYg.jpg[/author_image] [author_info]Rodrigo Pinilla es consultor de negocio y asesor financiero (c) REMS Global Consulting Soluciones Para Pymes[/author_info] [/author]  

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Rodrigo Pinilla Sánchez +info
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado +info
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna. +info
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales +info 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *